domingo, 6 de marzo de 2016

Disfrutando del juego con olor a pan, relacionándonos con los objetos y sobre todo con los iguales , con aquellos que como dice Vicenç Arnaiz "llenamos nuestros huecos". Crear con placer, sin tensión, sin miedo al fracaso, concentrado, satisfecho , ayuda a su desarrollo, a su crecimiento. Juego simbólico en un terreno libre, lleno de oportunidades de transformación lúdica de la realidad. Construir con códigos diferentes , re-descubriendo, en nuevos espacios. Creando relaciones , enlaces entre los objetos, conexiones que le transportan a un mundo imaginario llenos de placer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada